página principal
mapa
nuova brb etiquetadoras automáticas
título


productos

PRECINTADORAS
ENVASES INESTABLES
ORIENTACIÓN MECÁNICA
ORIENTACIÓN OPTOELECTRÓNICA













Un primer tipo de orientación, el más sencillo y económico, se efectúa en la estrella de entrada de la máquina. Un dispositivo mecánico busca e identifica la cavidad o muesca que el envase, únicamente cilíndrico, tiene al costado. Reteniendo el envase mediante esta muesca y evitando que gire, el dispositivo permite que el envase llegue al plato en una misma posición. Naturalmente, el grado de precisión en este caso es bueno, pero no excelente.
El mismo sistema se utiliza para orientar un envase cilíndrico tomando como referencia el asa, donde la función de la muesca en la orientación es sustituida por el asa misma.
Un segundo tipo de orientación es aquel que se produce en cada plato del carrusel. En este caso, el plato está formado de dos secciones: una interior giratoria y una exterior estática. En este caso, el envase, siempre cilíndrico, debe tener una muesca o cavidad en el fondo.
El envase entra en el plato (que en esta etapa tiene las dos secciones en el mismo nivel) y, una vez sujetado firmemente por el cabezal, es bajado por la sección interior del plato (que sube y baja gracias a un movimiento generado por una leva) y entra en contacto con un perno cargado por muelle. Luego la sección interior gira 360° sobre sí misma hasta que la muesca en el fondo del envase sea detectada por un perno que se encuentra en la sección interior rotativa del plato. Cuando el diente entra en la muesca, arrastra el envase hacia la posición deseada para la aplicación de las etiquetas.
Existen algunos raros casos en que el envase cilíndrico no tiene ninguna muesca o cavidad, sino que tiene una parte sobresaliente en la superficie exterior (logotipos, escalas graduadas en relieve, tapones de formas especiales). También para este caso, Nuova BRB posee un sistema de orientación. Dicho sistema funciona a través de un sensor mecánico y de las palancas que aumentan su sensibilidad. El sensor es capaz de detectar un espesor de 3/10 de milímetro y, después de dicha detección, permite que la máquina aplique la etiqueta en las posiciones predeterminadas.

normativas